Fin del trabajo de campo

Me gustaría compartir en qué estado se encuentra la investigación sobre el estado del diseño en España y aprovechar el momento, para agradecer a todos los que han participado en la misma su colaboración, así como a todos los que ayudaron a su difusión haciendo que la encuesta llegase a otros profesionales de todo el estado.

La encuesta ha estado activa entre los meses de febrero y abril de 2016. Y ha dejado de estarlo al superarse el número de participantes necesarios para poder realizar el estudio en base a criterios científicos. El objetivo era alcanzar el número “mágico” de 400 participantes y por suerte se ha sobrepasado, llegando a los 515 participantes.

Disculpa el guiño narrativo con lo del número “mágico”, ahora lo explico. En el campo de la investigación social, uno de los aspectos claves a tener en cuenta a la hora de diseñar el estudio, es definir el tamaño de la muestra necesaria para comprender un universo determinado. En el caso concreto nos ocupa, la hipótesis de partida hacía que no hubiese un universo claro definido con anterioridad, por lo que se optó por calcular el error muestral para un universo infinito. Es por eso que el número 400 es un número “mágico”, ya que es el primer número que ofrece un error muestral inferior al 5% —en concreto 4,9%— para un intervalo de confianza del 95%. Este valor —en ciencias sociales— está aceptado internacionalmente como un error asumible para este tipo de estudios.

Así que con 515 participantes para un intervalo de confianza del 95% y partiendo que el cálculo es para un universo muestral infinito, el error muestral para esta encuesta es de un 4,32%. Lo que hace que sea un error aceptablemente bajo para un estudio de estas características. Este número es bajo, porque como ya he comentado antes, está aceptado como válido en este tipo de estudios. Por ejemplo, si en lugar de 515 hubiesen respondido a la misma, esa cifra multiplicada por 10, es decir 5.150 participantes, el error pasaría a ser de un 1.37%. En resumen, diez veces más participantes reduciría el error 2,95 puntos porcentuales. Esto hace que ante un esfuerzo de captación mucho mayor no se alcance una mejora significativa en el error muestral del estudio.

El próximo paso, será procesar esta información para darle un sentido. Será lo que me ocupará los próximos meses. Una vez procesada la información, visualizaré los datos para posteriormente extraer conclusiones acerca del estado del diseño como profesión en España.